http://www.corcovo.com/
    jaraiz.net  |  Noticias  |  Opinión
 
 
  Portada  
  Noticias  
      Valdepeñas  
      Manzanares  
      Comarca  
      Cultura  
      Deportes  
      Opinión  
      El Comentario  
      Provincia/Región  
  El comentario  
  Emprendedores  
  Encuestas  
  Enlaces  
  Contacto  
  Crónicas Plenarias  
 
Me duele España sin Cataluña



En estos días estamos inundados de titulares, noticias y enfrentamientos entre Cataluña y la Constitución. Detrás de todo ello hay algo que nos duele a todos los españoles, a aquellos que creemos en una patria unida y cuyas autonomías fortalecen el país. Ninguna autonomía tiene el derecho de romper esa unidad de España conseguida desde la Reconquista hasta los Reyes Católicos. Son muchos siglos de lucha por una unidad de España que ni los catalanes ni otra autonomía tienen el derecho a romper.
El daño ya está hecho, los platos están rotos y ahora las locuras de algunos catalanes por una Republica la hemos de pagar todos los españoles. Los rupturistas han implantado un estatus de legalidad desviada y de abuso de poder que pervierte el orden democrático. Los rupturistas han llevado el conflicto a la sinrazón pura, al delirio populista, al atropello totalitario. Como destacaba la semana pasada en ABC Ignacio Camacho: “No va más. Ninguna nación democrática puede permitir en su territorio un levantamiento de populismo revolucionario. El desvarío secesionista ha conducido a una anormalidad que requiere el restablecimiento urgente de los principios jurídicos y políticos vulnerados. Cataluña es hoy una anomalía europea: una comunidad desarrollada, teóricamente instruida, arrastrada por una suerte de enajenación multitudinaria, un delirio insensato”.
A esta altura ya catalanes de altura como Serrat se ha mojado diciendo que esto no es un Referéndum. E incluso cantantes como Miguel Ríos y otros se han pronunciado invitando a echar atrás el Referéndum. El mismo cardenal Omeya el pasado domingo invitaba los catalanes a la legalidad y al cumplimiento de la Constitución.
Me duele España sin Cataluña porque amo mi país y no me avergüenzo de su himno ni de su bandera ni de ninguna de sus autonomías. Soy manchego español y España no es mi enemigo. Quieren cortar una pierna a mi España querida y lucho por esa gangrena que Dios quiera que no se produzca. También hace unos días el prestigioso escritor Juan Manuel de Prada señalaba aludiendo a esta ruptura catalana: “En estos días en que los demagogos infringen las leyes, despertando la discordia civil y la diarrea mental, el hombre-dios afirma que su voto está por encima de las leyes. Resuena como una maldición aquella frase sabia y profética de Donoso Cortés: El principio electivo es de suyo cosa tan corruptora que todas las sociedades civiles, así antiguas como modernas, en que ha prevalecido han muerto gangrenadas”. España somos todos los españoles y a todos nos tiene que doler esta injusticia cometida por el gobierno de la Generalitat. Y como hemos escuchado, Cataluña necesita de España y España de Cataluña.
Finalmente pensemos que las autoridades catalanas no pueden presentarse como víctimas. Como muy acertadamente señalaba la periodista Mari Pau Domínguez en ABC: “Que adopten el papel de víctima quienes trasgreden la legalidad vigente o hablan de presos políticos en la España de 2017 supone una perversión del sistema democrático”. Sólo me queda rezar a Dios para que el domingo 1 de octubre se imponga la armonía, el respeto a la Constitución y se suspenda ese Referéndum ilegítimo que tanto mal está haciendo a Cataluña y a todos los españoles.




25/09/2017 | Ángel García Rodríguez. Valdepeñero ausente 2014
 
     
 
CATALUÑA.jpg
 
joroba.es | programacion web