http://www.corcovo.com/
    jaraiz.net  |  Noticias  |  Opinión
 
 
  Portada  
  Noticias  
      Valdepeñas  
      Manzanares  
      Comarca  
      Cultura  
      Deportes  
      Opinión  
      El Comentario  
      Provincia/Región  
  El comentario  
  Emprendedores  
  Encuestas  
  Enlaces  
  Contacto  
  Crónicas Plenarias  
 
El Papa Francisco, la Iglesia y la ruptura de Cataluña



Creo que ya a todos los españoles nos ha salpicado la locura del gobierno secesionista de Puigdemont. Las empresas y bancos se fueron de Cataluña, han brotado espontáneamente los sentimientos de unidad de todos los españoles y el apoyo al Rey y al gobierno por la Constitución. Desgraciadamente este hecho lamentable ha salpicado a las familias catalanas dividiéndolas e incluso también ha salpicado a la unidad y comunión de la Iglesia española. Me avergüenzo de esas escenas irrisorias de votar en una iglesia. Ante aquella de carta de sacerdotes y diáconos al Papa pidiendo la independencia, el mismo Papa Francisco dijo al nuevo embajador de España ante la Santa Sede, Gerardo Bugallo, que el Vaticano "no reconoce movimientos secesionistas" o de autodeterminación que no son resultado de una descolonización, en referencia al contencioso de Cataluña. Bugallo explicó en declaraciones a Efe que abordó con el pontífice la situación en Cataluña y que el resumen de su conversación, mantenida el pasado lunes en El Vaticano, es que "fue muy claro al respecto". "Es decir, que no reconoce la Santa Sede movimientos secesionistas o de autodeterminación que no sean resultantes de un proceso de descolonización", precisó el Embajador, que presentó al papa sus cartas credenciales precisamente el lunes, 2 de octubre.
Bugallo respondió con un "en absoluto" a la pregunta de si se planteó en algún momento de su entrevista la posibilidad de que El Vaticano cumpla un papel de mediador en la situación creada en España por el comportamiento de la Generalitat. "Yo creo que el papa está bastante informado", dijo el Embajador a propósito del conocimiento que el pontífice tiene de la realidad española y de la situación de la Iglesia en España.

Ante esta cruda y dolorosa realidad recordemos el discurso del Rey que denunciaba la ilegitimidad del Referéndum, recordemos también las constantes invitaciones de Mariano Rajoy a Puigdemón para que se coloque a lado de la legalidad de la Constitución. Los mismos obispos de las diócesis catalanas piden “encontrar una salida pacífica y democrática” a la crisis política. También el Cardenal Osoro advertía de que “las ideologías nos separan, nos rompen, pero Jesús nos une”. Y desde Minsk (Bielorusia), donde asistía a un encuentro de episcopados europeos, el presidente de la Conferencia Episcopal pedía el viernes día 6 respeto a la Constitución y que no se dieran pasos irreversibles. “La concordia fue posible”, decía el cardenal Ricardo Blázquez a la agencia italiana, para fraseando la célebre frase de su paisano Adolfo Suarez acerca de la Transición a la democracia. Esa concordia “es posible incluso hoy en día, y será posible mañana si todos con la ayuda de Dios la queremos”, añadía el arzobispo de Valladolid.

Por otra parte el jesuita Juan Antonio Estrada pone el dedo en la llaga al señalar el lastre de una Iglesia que sale del tiesto y apuesta por una ideología nacionalista: “La mezcla explosiva de nacionalismo y religión aumenta el potencial de violencia, más que amortiguarlo. La religión y el nacionalismo son muy peligrosos porque tienen una gran fuerza emocional que puede bloquear la evaluación racional. También porque en las religiones y en los nacionalismos (el catalanista y el españolista) hay una gran capacidad de radicalizarse y cuando los fanáticos se imponen, se cierran las puertas al diálogo, a la búsqueda de compromisos y a la posibilidad de resolver los problemas racionalmente”.

Finalmente tengamos en cuenta y reflexionemos en el dolor de tantos catalanes españoles. Ellos se expresan con cierto miedo y señalan: “La sociedad catalana está muy fragmentada. Hay divisiones en familias que ya no celebran la Navidad juntas; hay divisiones entre vecinos, en las parroquias, entre amigos”.

Coloquémonos al lado del Papa Francisco que sin pelos en la lengua invita a colocarnos al lado de la legalidad de la Constitución y a rezar por la unidad de España.




09/10/2017 | Ángel García Rodríguez. Valdepeñero ausente 2014
 
     
 
IGLESIA CATALANA.jpg
 
joroba.es | programacion web